Lo que sucedió después del accidente

Escrito por Super User

Vivir no es solo existir,
sino existir y crear,
saber gozar y sufrir.
Y no dormir sin soñar.
Descansar es empezar a morir.
Ricardo

 

 

Lo que uno piensa, observa y medita...

Quisiera escribir algo sobre el accidente que tuve en enero del año 2012 y que me ha hecho meditar muchísimo en este año y medio de recuperación. En la vida una camina, tropieza y se levanta… así es la vida. Pero a veces uno camina y no tropieza sino que se lo llevan por delante.  No voy a escribir nada de cómo sucedió el accidente. Pues eso ya no merece la pena recordarlo, pero sí creo que es interesante las cosas que uno piensa, escucha, ve y medita. En cuanto estuve consciente, pensé en mi familia, si la volvería a ver, en mis amigos, en mi isla, las cosas que aún no había hecho, que no sabría si podría volver a hacer las que hacía. Todo un sinfín de pensamientos que se golpeaban en mi cabeza. La verdad que no era muy consciente de la gravedad de lo sucedido, pero lo único que pensaba es que quería regresar a mi isla y que me iba a levantar de la cama. Sin fuerzas, pero lo intentaba, daba mis primeros pasos, descubría de nuevo los sentidos y sensaciones en cada cosa que volvía a hacer, como si hubiera vuelto a nacer.

Casí un mes en la UCI después del accidente

En la foto me ves en la UCI, donde me quedé casi un mes.
Más fotos están en la galería de imágenes.

Paso a paso en mi camino, pero siempre positivo
A pesar de que me llegaban rumores de que gente comentaba que ya nunca volvería a ser el mismo, que no podría hacer deporte y cosas peores; rumores de gente que no ‘confió’ nunca en mi. Que siempre han intentado ponerme un obstáculo o criticar las ganas de luchar de una persona. Pero esos comentarios y opiniones nunca estaban presentes a la mañana siguiente y me daban más fuerza aun. En la vida siempre habrá gente que te quiere y gente que te odia. Sino pasarás en la vida sin dejar huella. Gente que intentará que las cosas te vayan bien y te salgan lo mejor posible y gente que intentará lo contrario. Pero uno debe ser más fuerte que todo eso y debe seguir sus propósitos y sus metas y sobretodo ser uno mismo. Porque la perfección no existe.

Todos los días me sorprendía con cada cosa que lograba y me llenaba de positivismo. Pero siempre con la mente puesta en mi isla y en mi gente. Cuando logré salir del hospital aún no podía caminar pero ya tenía puesta mi tabla de ejercicios que quería hacer para recuperarme. Exigiéndome más y más cada día (a pesar de los dolores que me invadían, sobre todo en las noches). Pero día a día me levantaba porque pensaba:

“Caer está permitido. ¡Levantarse es obligatorio!”

“Solo se ha perdido cuando se deja de luchar acerca de un suceso que recientemente sucedió”.

“No es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive, sino el más capaz de adaptarse a los cambios.”

“El factor determinante para que nuestra vida sea un paraíso o un infierno, es siempre nuestra actitud ante las cosas. Nuestra actitud es la fuerza motriz más importante en todos nosotros, seamos conquistadores o fracasados”.

Frases que uno va leyendo a lo largo de la vida y que en momentos difíciles acuden a la cabeza y me ha puesto a pensar muchísimo. Pues la verdad es que creo que siempre tenemos que sacar lo mejor de las cosas que nos suceden. Pensaba que quizás no quedaría igual que estaba antes del accidente, pero siempre tenía el ánimo y la voluntad necesaria para enfrentarme a retos diarios.

Todos los días iba a nadar y caminar. Ayudado por mi familia y amigos (incluso cuando no andaba), todo lo que fuera para recuperarme lo antes posible. Jamás pensaba que no me recuperaría, esos pensamientos nunca rondaron por mi cabeza. Siempre me acompañaban pensamientos positivos; retos lo que iba a conseguir la semana siguiente.

Toma lo bueno de lo que te suceda, aprende de lo malo y sigue adelante.
Así he llegado a donde estoy ahora. Prácticamente recuperado: un 90% físicamente, porque el accidente me mermó y 110% psicológicamente porque le experiencia me ha hecho más fuerte. Experimenté que puedo superar el dolor y que tengo el valor de ponerme retos. Saber que puedo salir de un pozo grande, teniendo la experiencia del accidente. Ya ves que el accidente me quito los 10% de la parte física, pero me lo dió en la parte psícica... Y ahora estoy con muchas ganas de vivir, de soñar, de volver a inventarme nuevos retos. Esto es la vida…

Por eso digo “toma lo bueno de lo que te suceda, aprende de lo malo y sigue adelante”. Por duro que parezca lo que nos pase pues debemos de aprender a encontrar de cada experiencia los mensajes ocultos que llevan consigo. La vida no es fácil. Nadie ha dicho que lo sea. Y solo nos queda eso, seguir luchando.

Cosas que he aprendido:

  • Se deben tomar siempre las precauciones aunque creamos no sean necesarias.
  • Jamás podremos controlar todo lo que la vida nos traerá.
  • Debemos ser positivos ante cualquier adversidad de la vida. Las cosas materiales cuestan dinero, pero la vida no se compra.
  • Mi vida y la de los demás es lo más importante y hay que cuidar de ellas.
  • Un accidente te puede cambiar la vida, y a veces nos muestra que el camino por el que íbamos no era el correcto.
  • Creo que todas las cosas suceden por algo.
  • Puedo recuperarme de una pérdida material, puedo volver a obtener ese bien pero mi vida o la de otro no se recupera.
  • La vida muchas veces nos pone trabas que pensamos no podremos superar, en estos momentos nos sentimos limitados y hay que llenarnos de pensamientos positivos, que no solo nos ayudaran a mejorar la visitón que tenemos del mundo, sino en todos los aspectos que nos rodean para podernos encaminar hacia el rumbo indicado.
  • La vida no te garantiza lo que quieras, pero sí te ofrece tiempo para buscarlo.
  • Siempre hay que mantener en la cabeza que uno puede hacer cualquier cosa que se proponga.
  • La posibilidad de alcanzar los sueños, hace que la vida se vuelva una aventura completamente interesante.
  • Convierte a las experiencias malas en oportunidades para aprender.
  • La risa, aunque no desaparece tus penas, siempre permite avanzar.
  • Quedo prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.

 

Quisiera terminar este texto con un poema de un poeta Chileno. Creo que tenga razón...

 

¿Qué es valor?

El valor es un concepto de vida.

Cada mañana El Valor.

Al salir el sol comienza un nuevo día

para cada uno de nosotros.

Algunas veces son alegres otros tristes.

La vida, nos depara a veces dolores fuertes, como

la pérdida de un ser querido.

La pérdida de un proyecto, sea este de vida o laboral.

Una vida llena de sacrificios, muchas veces recurrentes.

Cuando crees alcanzarlo todo… de pronto se acaba el día.

Ya a empezar de nuevo.

Tener la fuerza, para levantarte de nuevo… una y otra y otra vez

sin desmayar jamás… esto es el valor.

El valor de enfrentar la adversidad, ponerte de pié ante los que alguna vez

te creyeron vencido.

Tener la fuerza para amar sin distinción a quienes te quieren

y a los que no. Reconocer tus errores y enfrentarlos.

… Esa es la fuerza del valor…

Valor para aceptar, que nuestra salud no es para siempre

que algunos somos diferentes

porque así nos hizo Dios

Walter Christian Weinreich Anquita

 

Categoría: